Cómo hacer un buen pitch

Anteriormente expusimos en nuestro blog cuáles son las principales claves del éxito para que una campaña de equity crowdfunding alcance el éxito. Entre ellas destacamos la importancia de preparar un buen pitch que exponga tu idea o proyecto.

En este artículo desvelaremos todo lo que necesitas saber para realizar un buen pitch y convencer a tus inversores.

¿Qué es un pitch?

Dentro del mundo del emprendimiento nos referimos a un “pitch” cuando hablamos de una presentación breve y directa que se usa para exponer tu idea o proyecto frente a posibles inversores.

Originalmente se usaba el término “elevator pitch”, haciendo referencia a una posible situación en la que se debe despertar el interés de un inversor en lo que dura un viaje en ascensor (máximo 1 minutos). Sin embargo, el tiempo de duración suele variar en función de la situación en la que expongas, pudiéndose alargar hasta los 8 minutos.

Mucho más que una presentación

Para nosotros y para cualquier emprendedor, el pitch es mucho más que una simple presentación; el pitch representa una puerta de entrada al fabuloso mundo de la inversión, una verdadera oportunidad que no debes dejar escapar.

Tic tac, tic tac, el tiempo corre y las palabras fluyen, y deberás tener la capacidad de transformar esas palabras en ideas seductoras que capten el interés del inversor. Sólo así conseguirás una segunda cita para empezar a negociar de forma más concreta cuánto capital están dispuestos a aportar a la startup.

¿Cómo debe ser un buen pitch?

No sólo debe ser directo, breve y conciso, sino que debe cautivar.

Equipara tu pitch a una canción

Para lograrlo lo mejor es que equipares tu pitch a una canción. Párate a pensar en lo mágica y poderosa que puede llegar a ser: en tan solo 1 minuto una canción es capaz de hacernos soñar y volar hacia nuevos mundos. Haz lo mismo con tu pitch: crea una historia atractiva que mantenga el interés de tu inversor. Narra y desvela de una forma llamativa todo lo que tu empresa es capaz de hacer.

El discurso debe ser claro y concretar las posibilidades de crecimiento de tu startup. Y no lo olvides, la finalidad no es vender, sino generar interés sobre tu proyecto y lograr una entrevista para más adelante.

¿Qué debo comunicar?

El emprendedor debe situarse en el lugar del inversor y pensar qué es lo que quiere escuchar. Olvida las cifras extravagantes que prometen fortunas, sé realista y céntrate en responder a las siguientes cuestiones:

  • ¿A qué se dedica tu startup?
  • ¿Cómo lo hace?
  • ¿Cómo va a ganar dinero?

Estos puntos deben ser el núcleo de tu pitch, pero además debes incluir las siguientes cuestiones.

Sobre el proyecto
  • ¿Quién es tu público?
  • ¿Qué necesidad tiene?
  • ¿Qué solución le ofreces?
Sobre tu empresa
  • ¿Quién eres y cuál es tu experiencia o la del equipo?
  • ¿Cuál es tu mercado?
  • ¿Cuál es tu factor diferencial?
Sobre el modelo de negocio
  • Destaca los puntos clave de tu business plan y de tu Informe de Valoración. Ambos son documentos de gran utilidad para los inversores, si todavía no los tienes, desde Mynbest podemos ayudarte a elaborarlos.

¿Cómo exponer mi pitch?

Hasta aquí ha quedado claro lo importante que es preparar un discurso directo, pero también es fundamental que lo acompañes con una presentación dinámica, visual y atractiva.

El carisma y la buena presencia son otros factores de gran relevancia. Por tanto debes buscar en tu equipo a la persona adecuada para exponer tu pitch, alguien que no tema hablar en público y que domine el arte de la oratoria.

También debes demostrar transigencia y flexibilidad, pues estás tratando de convencer a tus futuros socios. Demuestra que estás implicado al 100% y que es fácil trabajar contigo.

¿Dónde debo exponer mi pitch?

En foros de inversión y eventos de emprendimiento. Ambos acontecimiento son un nido de inversores que acuden en busca de nuevos proyectos e ideas que diversifiquen su cartera de inversión.

Crea un calendario de eventos y acude a todos aquellos que sean de tu interés.

Si por alguna razón debes exponer tu pitch mediante un vídeo, no olvides ninguno de los pasos mencionados y cuida siempre la calidad del vídeo: formato, imagen y sonido.

Dirígete al inversor adecuado.

Eso sí, antes de crear el calendario, infórmate bien de los eventos son y del tipo de inversores que acudirán.

De nada sirve asistir a eventos de fintech si tu empresa se dedica a la repostería. Focaliza tus esfuerzos y no dispares balas al aire.


Para terminar tan sólo recordar una vez más que sea cual sea el escenario, debes dejar claro qué problema soluciona tu startup y cómo va a generar dinero.

Así pues ya tienes las claves sobre cómo hacer un buen pitch. Ya estás un paso más cerca de financiar tu empresa y alcanzar el éxito profesional.

 

marina retoc web

Marina García

Responsable de Marketing y Comunicación 

Linkedin_logo_24