Hoy en día emprender está de moda y, aparentemente, es rematadamente sencillo tener una idea buena y crear una empresa. Sin embargo, del mismo modo que no todo el mundo sirve para cualquier tipo de profesión, tampoco todas las personas son válidas para crear un negocio. Lo realmente difícil para un ‘neoempresario’ es hacer que su proyecto sea viable, funcione correctamente y tenga beneficios. Para ello, este empresario deberá disponer de una serie de atributos y características concretas, que harán más probable que su negocio se mantenga a flote. Es por este motivo que, este lunes, desde Mynbest hemos decidido elaborar una lista los atributos que van ligados al ADN de un verdadero emprendedor.

Perfil del emprendedor

Innovación y creatividad

Emprendimiento y creatividad son sustantivos que a menudo van ligados. Una persona que decide iniciar un negocio ha detectado que tiene la posibilidad de ofrecer un servicio o producto nuevos en el mercado, o bien, que disponen de características mejoradas con respecto a las de su competencia. Esta persona debe estar constantemente en contacto con las tendencias en el mercado, para así reinventarse a medida que va pasando el tiempo.

Persistencia y compromiso

Aquel que decide emprender debe tener claro que, como mínimo, los dos siguientes años de su vida profesional van a estar dedicados única y exclusivamente a hacer real un proyecto. La falta de persistencia y compromiso son algunos de los motivos que hacen que muchos negocios de nueva creación no logren superar su segundo año de vida.

Pasión

Si a una buena idea la acompañas de un equipo motivado y apasionado, su valor se triplica. De hecho, muchos emprendedores han logrado llegar a la cumbre del éxito convirtiendo su pasión en su profesión.

Autoestima, autoconfianza y seguridad

Emprender es iniciar un camino a ciegas, basado en pruebas de ensayo-error. Por ese motivo, los encargados de manejar el negocio deben trabajar siendo conscientes de sus capacidades y conocimientos, así como de sus límites.

Liderazgo

Todo proyecto debe tener al mando a una persona con capacidad de liderazgo y organización, pero también con intención de delegar parte de su trabajo. Uno de los errores principales del fracaso de un jefe es el de querer abarcarlo todo y no ser capaz de ceder parte de sus tareas a sus subordinados.

Trabajo en equipo

Emprender en solitario es un reto casi imposible. Es realmente recomendable que un emprendedor disponga un equipo de profesionales que construyan un engranaje fuerte para la empresa. Y es que, aunque no siempre es necesario un volumen realmente elevado de personal para que un negocio funcione, sí es esencial contar con profesionales y expertos en tu sector dispuestos a opinar y ayudarte.

Organización y planificación

Nadie va a ninguna parte sin un buen ‘planning’ de trabajo. Los ordenadores, tabletas y móviles de todo emprendedor deben disponer de una aplicación que les permita planificar sus tareas, actos y reuniones.

Capacidad de aprendizaje, determinación y coraje

Emprender es una aventura y cada agente, peldaño o muro que se plante en el camino, tanto positivo como negativo, servirá para aprender algo nuevo. Uno sabe lo que debe mejorar cuando ha visto qué funciona. Así que sólo con la práctica uno puede detectar si algo está fallando. El emprendedor, a su vez, debe saber sobrellevar los problemas que le surjan, así como plantear soluciones con coraje y contundencia.

Sentido de oportunidad

Un emprendedor debe detectar cuál es su momento y debe saber aprovecharlo. Saber encontrar el preciso instante en el que es oportuno entran en acción es esencial para el éxito de un proyecto.


Conoce más sobre Mynbest

Síguenos en las redes sociales: TwitterFacebookLinkedInFoundum y AngelList

O envíanos un e-mail a: hola@mynbest.com