El 89% de los emprendedores españoles considera que en España no se proporciona suficiente apoyo a la creación de nuevas empresas. Así lo afirma el Observatorio de Clima Emprendedor, un informe anual promovido por la Fundación Iniciador y Sage que refleja la situación en España de aquellos aventureros que deciden emprender un negocio. En su tercera edición, que hace referencia al año 2013, dicho informe hace un estudio personalizado y exhaustivo de la situación de autónomos y pymes del país, en su mayoría descontentas ante la falta de ayudas por parte de las administraciones públicas. Pese a ello, el 30% de dichos autónomos y pymes asegura que la actual crisis económica supone una gran oportunidad para llevar a cabo un proyecto.

Imagen

A continuación, desglosamos algunas de las cuestiones más relevantes del informe.

LA CRISIS ECONÓMICA, UNA OPORTUNIDAD

El 30% ve la crisis actual como una oportunidad. Muchos emprendedores consideran que es difícil abrir un negocio pero mantenerlo a flote una vez se ha dado el pistoletazo de salida es aún más complicado. Es, de hecho, gracias al aguante de su actividad que se genera cerca del 70% del empleo y la riqueza de España.

EL PERFIL DEL EMPRENDEDOR EN ESPAÑA: CON EXPERIENCIA Y CONTACTOS

El perfil de emprendedor más común en España es un hombre de 38 años, y el del autónomo es una mujer de la misma edad. Ambas partes disponen de experiencia en la creación de negocios. De hecho, dos de cada cinco emprendedores aseguran haber puesto en marcha con anterioridad otras empresas y, con ello, disponer de contactos en el sector. De hecho, un alto porcentaje de ellos considera que los aspectos más importantes a la hora de hacer crecer un negocio son: Disponer de un buen equipo de profesionales, conseguir recomendación de clientes y, por último, tener una buena red de contactos.

PRIORIDADES: EL SUELDO, UN ASPECTO POCO IMPORTANTE

Uno de los principales motivos que llevó a la mayoría de emprendedores a la creación de un negocio fue la falta de oportunidades en el mercado laboral. Según afirma gran parte de los trabajadores encuestados, ganar dinero no es la razón principal que les empujó a adentrarse en una nueva aventura profesional. De hecho, un porcentaje elevado de los emprendedores, el 73%, asegura que en su nuevo empleo gana el mismo dinero o incluso menos que cuando trabajaba por cuenta ajena. Además, algunos aseguran llevar meses sin cobrar. Esto hace plantear la cuestión de: ¿Cuales son, por tanto, las razones que llevan a un emprendedor a abrir su propio negocio? La respuesta es clara y concisa: Sentirse autorealizados y con ambición por redirigir su carrera. Más adelante hemos elaborado una infografía que muestra que lo mejor de emprender un negocio son las recompensas personales.

Imagen

NECESIDAD DE CAPITAL: ¿DE DÓNDE VIENE?

Sin embargo, con sólo vocación uno no puede tirar adelante un proyecto. De hecho, los emprendedores deben disponer de capital suficiente para iniciar su proyecto. Según los datos de la encuesta, uno de cada cinco emprendedores invirtió menos de 10.000€ en el primer año y casi la mitad de ellos entre 10.000€ y 50.000€.

El núcleo familiar fue el principal punto de apoyo a la hora de emprender un negocio. La ayuda del Estado, asegura el 3% de los autónomos y el 5% de los pequeños empresarios, es relativamente baja. Además, tres de cada diez autónomos y empresarios reconocen no haber recibido apoyo por parte de nadie durante su nueva etapa profesional.

Y es que según los encuestados, la falta de financiación es el principal obstáculo para crear una empresa. De hecho, conseguir capital externo es, a menudo, una tarea difícil. Al igual que Mynbest, que ayuda a aquellas ‘startups’ innovadoras y potenciales a financiar sus proyectos, existen otras figuras y vías que dotan de capital a las empresas. Según este informe, los ‘business angels’ aportaron capital a las empresas de mayor tamaño. En concreto, el 12% de las empresas de entre 6 y 9 trabajadores obtuvieron financiación de un inversor privado, así como el 13% de los negocios que contaban con más de 10 empleados. Por su lado, los inversores privados sirvieron como cojín al 6% de los emprendedores consultados.

Fuente: Observatorio de Clima de Emprendedores 2013 (Encuesta: 812 entrevistas válidas, 232 autónomos y 580 empresas. Fecha: Del 18 de octubre al 4 de noviembre de 2013)